Guiones de cliente

En la entrega anterior hablamos de los navegadores y del lenguaje de marcas que estos interpretan, HTML, para mostrarnos las páginas en pantalla. Sin embargo, olvidamos mencionar que los lenguajes de marcas no fueron concebidos para dotar a los sitios web del grado de interactividad que hoy exigimos. Para eso se necesita programar, y por eso prácticamente todo documento web, además de HTML, suele incluir pequeños programas, denominados guiones de cliente, que se ejecutan en la máquina del internauta. De ellos vamos a hablar en este artículo.