blog APLICACIONez®
En cumplimiento de las leyes vigentes, te informamos de que al entrar en este sitio consientes en la instalación de algunas cookies (pequeños archivos de texto que se guardan en tu equipo) que recogen datos estadísticos y de navegación. Si pulsas sobre el botón Acepto asumimos que has leído y aceptas nuestras condiciones de Política de privacidad (PPDP) y, por tanto, la instalación de las cookies, así que estas se instalarán en tu equipo inmediatamente, y podrás navegar por estas páginas. En caso contrario, si no deseas aceptar nuestra PPDP, pulsa sobre el botón Cancelar para abandonar este sitio sin que las las cookies se instalen en tu equipo. Te estaremos igualmente agradecidos por tu visita.

Acepto         Cancelar


Servidores: redes públicas y privadas

Existe la creencia de que un servidor de cualquier tipo es un supercomputador, que suele encontrarse en alguna sala aislada y bien protegida, casi siempre a una temperatura constante. Pero en realidad un servidor ni siquiera es un elemento de hardware, sino una herramienta de software, como las muchas que usamos a diario en nuestros equipos.



Guiones de cliente

En la entrega anterior hablamos de los navegadores y del lenguaje de marcas que estos interpretan, HTML, para mostrarnos las páginas en pantalla. Sin embargo, olvidamos mencionar que los lenguajes de marcas no fueron concebidos para dotar a los sitios web del grado de interactividad que hoy exigimos. Para eso se necesita programar, y por eso prácticamente todo documento web, además de HTML, suele incluir pequeños programas, denominados guiones de cliente, que se ejecutan en la máquina del internauta. De ellos vamos a hablar en este artículo.